Estamos viviendo una vertiginosa revolución de la transformación digital en el agro, que no solo ha modificado nuestras vidas en el ámbito profesional, sino también a nivel personal.

Tan solo con la palabra revolución, puedes hacerte una idea de lo que está por venir.

Esto afectará a todo lo que gire alrededor de tu actividad agropecuaria. Somos parte de un cambio a nivel sociológico que ha mutado nuestra forma de pensar y actuar para resolver cualquier problema que se presente.

Con esto quiero decir que, hay un cambio de necesidades y habilidades tecnológicas que demandan las empresas agroalimentarias. Sí, estoy hablando de “Competencias digitales”.

Si me preguntas, si tuviera que elegir en qué capacitarme en estos momentos, no dudaría ni un instante en adquirir destrezas y habilidades tecnológicas para hacer frente a la resolución de problemas futuros.

Los recursos humanos de las empresas del agro deben contar con dos aliados:

  1. La curiosidad por aprender.
  2. La formación continua en competencias digitales que potencien las habilidades tecnológicas aplicadas.

Veamos un poco más a que me refiero.

El Ingeniero Agrónomo debe ser Competente para ser Competitivo

Ponte en situación, eres parte de un ecosistema en red en el que cada día se cuestionan los liderazgos y las relaciones de influencia entre las personas y las organizaciones, en el que conviven e interaccionan los métodos analógicos, físicos o convencionales y por supuesto, los digitales.

Un campo donde la información y el conocimiento gotean de forma constante. Y, están al alcance en cualquier momento y lugar. En este contexto, los ingenieros agrónomos, técnicos agrícolas y demás profesionales del agro, son tensores de cambio entre las nuevas demandas y necesidades. Pero, lamentablemente, estas no están siendo compensadas.

Y seguro te estarás preguntando ¿Porqué pasa esto? Pues ya te lo digo: por las formas arraigadas y convencionales de llevar los agronegocios.

Como muchas veces comento, las cooperativas y empresas agropecuarias tradicionales son altamente competitivas y están preparadas para dar correctas respuestas a viejas preguntas.

Ahora bien ¿son capaces de comprender o responder ante los nuevos escenarios digitales?

La Transformación Digital es una Oportunidad para el Agro

Estamos sumergidos en una transformación con base tecnológica, que usa como fertilizante, la información y el conocimiento.

Somos parte de una nueva economía. Una economía en la que empresas agropecuarias de nueva generación son más digitales, ágiles y veloces. Poco a poco, devoran a aquellas empresas consolidadas y de trayectoria que respiran dentro de una nebulosa incierta y, que están caminando de forma lenta en un intenso y caótico proceso de digitalización.

¿Te animas a salir de tu zona de confort analógica y explorar nuevas posibilidades?

La clave para los profesionales del agro y empresas del sector agroalimentario, es ver esta transformación digital como una oportunidad que permite combinar de manera inteligente, habilidades y formas de hacer, que nos conectan con nuestro cliente.

Y aquí viene otro punto en el que también debes poner atención.

Transformación Digital del Talento

Es evidente que, si tu reto es digital, tu empresa o proyecto precisa de la cultura digital adecuada.

Y, claro está, necesitas profesionales del agro con las competencias digitales necesarias.

De esta forma, el desafío de la transformación digital de los agronegocios se convierte en el desafío de la transformación digital del talento.

Ten presente que, sólo con profesionales competentes digitalmente, puedes considerar a tu empresa o cooperativa competente digitalmente. Es fundamental para poder encontrarte en el futuro con garantías de supervivencia.

La Transformación Digital del Ingeniero Agrónomo y su Red

transformacion-digital-agro

La transformación digital del agrónomo no es un hito tecnológico, sino, es más una cuestión de visión, de estrategia. La misma es dependiente de la cultura organizativa de tu empresa agropecuaria y los procesos.

Debes ser capaz de superar con éxito el desafío de la gestión del talento en tiempos de redes agroalimentarias. De aquí, parte la importancia de valorar a los profesionales del agro, de fomentar su crecimiento profesional.

Los equipos directivos deben dar el primer paso, ocupar un rol protagónico para caminar junto a ellos y ser claves para mantener la transformación. Tienen el compromiso de impulsar el desarrollo interno de la cultura digital y de las competencias digitales de sus intervinientes.

Un Agrónomo en un Mundo Digital

El sector agropecuario es parte de un ecosistema donde conviven, se superponen y se mezclan, lo digital con lo analógico. Es lógico que internamente en las empresas se haga foco en la creación de valor y los recursos se destinen a alcanzar los objetivos comerciales del agronegocio.

Es probable que tú también te encuentres en esta situación. Pero, debes tener presente que ahora tienes que llevarlo adelante en un entorno influenciado por lo digital.

Habrás escuchado que la digitalización del agro está transformando el ámbito rural y la sociedad en su conjunto, generando nuevos retos y oportunidades de negocio para el sector empresarial. Esto es así. Y desde ya, para los profesionales del mercado agropecuario.

Si lo piensas, hace menos de 20 años aproximadamente que las empresas comenzaron a utilizar internet. Hoy, internet es esencial. Más que nunca.

Somos espectadores y a la vez, somos parte de un acelerado impulso, desde las empresas hasta las instituciones. La conectividad, el entorno económico y social, todo se va digitalizando.

Los agrónomos también son agentes cada vez más activos en el uso de la Red. Allí relevan información, aprenden y expresan sus opiniones. Y muy tímidamente, pero en camino, comienzan a gestionar su marca personal. En la actualidad, contamos con una capacidad de comunicación brutal, que hay que potenciar.

Si prestas atención a las redes sociales del agro, veras como las conversaciones son cada vez más relevantes, la información y el conocimiento se multiplican cada día, los nichos comerciales mutan y nacen nuevos.

En un abrir y cerrar de ojos, miles de oportunidades de negocio online emergen. Y es por esto por lo que los profesionales deben estar preparados ¿no crees?

Un Ingeniero Agrónomo Global e Hiperconectado

agronomo-global

Decir que vivimos en una era globalizada, no es ninguna novedad. Y, que los mercados agropecuarios son globales, tampoco. Que las compañías y los agronegocios importan y exportan, es un hecho. Pero ¿los profesionales del agro son globales?

Es verdad, lo global se ha convertido en habitual y cercano para muchos de los que estamos en este sector. Para otros, todavía sigue siendo algo que hacen los demás. Y, se refugian en su zona de confort ¡Esto no es para mí!

Ten presente, lo digital ha acercado distancias. Dio visibilidad a lo periférico y a lo local. Ya todo está conectado, diría que hiperconectado para mi gusto.

La globalización, la digitalización y la conectividad en el agro favorecen el nacimiento de nuevos modelos de negocio y el despertar de nuevos actores e intervinientes ¿Quieres estar ahí?

Es estos momentos debes construir entornos profesionales de aprendizaje y de conocimiento que conectan lo local, con lo global. La competencia profesional no está solo en tu zona, sino es el mundo, es la red.

Ves ya por dónde voy ¿verdad?

Un Cambio Constante para todo Agrónomo

La adaptación al cambio debe ser una característica esencial de los ingenieros agrónomos en los tiempos que vivimos.

Estamos en un ecosistema cambiante, innovador, disruptivo, veloz e infoxicado, pero, también impredecible y cada vez más fragmentado. Bajo este contexto, es imprescindible fomentar nuestra capacidad de adaptación, de resiliencia y fundamentalmente, implicarnos en un aprendizaje continuo.

El cambio ha insertado en toda la cadena agroalimentaria nuevas formas de organización empresarial, de realizar la comunicación interna y la gestión de la información. Y también, la manera de relacionarnos con nuestros clientes del agro y sectores de interés.

Como profesional del agro debes ser capaz de ver el cambio como la conjunción perfecta para adaptarse, aprender, reaprender, evolucionar y avanzar en tu carrera laboral. Ver la transformación digital como una gran fuente de oportunidades.

La convergencia de las redes sociales, la movilidad, la inteligencia artificial, el big data y las comunicaciones integradas, conducen a su vez a más metamorfosis, a una agricultura digital con más tecnologías y negocios rentables en el online.

El mercado demandará ingenieros agrónomos con competencias digitales para navegar los 360º, inmersos en una globalización y bajo un cambio tecnológico acelerado.

No dejes pasar más tiempo. Cuando menos te lo esperes, tu currículum estará caduco y no podrás hacer frente a los nuevos puestos de trabajo que todavía no se han creado. Sí, como lo has leído.

Si tu empresa no te forma en competencias digitales, hazlo tú. Haga clic para Tweet

Todo Agronegocio es un Agronegocio Digital

agronegocio-digital

Lo que debes asimilar para que todo cobre sentido es que “todo agronegocio, ya es un agronegocio digital”.

Lo que tenemos en nuestras manos son semillas digitales, una revolución disruptiva que no tiene retorno. Una transformación digital que modifica de manera relevante todo el sistema de producción, procesos y comercialización. La agricultura digital 4.0 es una realidad.

Muchos hablan de la digitalización. Aquí, es bueno hacer un alto y decir que: la digitalización del sector agropecuario no tiene que ser vista como un punto de destino para las empresas y las marcas que lo constituyen, sino, un proceso profundo de transformación que requiere una nueva forma de pensar, actuar y visionar.

La tecnología es un agente de cambio crítico para la definición de los modelos de negocio y su viabilidad en el agro. Hazte esta pregunta: cuándo la tecnología sea un commodity y de masiva adaptación ¿Cuál será tu ventaja competitiva?

La ventaja competitiva de un profesional o empresa agrícola no está tanto en la tecnología en sí misma, sino en saber cómo orientarla hacia el agronegocio. Además de tecnología, se necesitan profesionales del agro conectados en una red agroalimentaria y con las competencias necesarias.

El desafío se basará en que puedas ser capaz de explotar al máximo la conexión entre tu cliente agropecuario y el conocimiento.

Es evidente que las empresas agropecuarias que han incorporado lo digital en sus procesos y operaciones son más competitivas, logran más beneficios y superan ampliamente a sus competidores en 3 universos, que son:

  • Ingresos
  • Rentabilidad
  • Valoración en el mercado.

Se que decirlo es más fácil que hacerlo. Pero, es cuestión de comenzar.

Un Cliente Agropecuario Digital

Imagínate en esta situación. Estás sentado con tu cliente agropecuario en plena conversación, presentando nuevo catálogo o actualizando precios.

Ahora dime, ¿Cuántas veces durante la reunión, tú o tu cliente, revisan el móvil chequeando email o algún tweet, miran un vídeo del agro, comentan un titular de un portal de información de noticias agrícolas o, simplemente, toman una foto para compartirla en alguna red social o grupo de WhatsApp?

Estoy seguro de que alguna de estas experiencias las has vivido en tus reuniones ¿verdad?

Lo digital es, sin lugar a duda, un amplificador de nuestro carácter social.

Si lo piensas, ser más digital significa ser más social. Formas parte de una nueva cultura de la participación donde el conocimiento es compartido, así como también, es colaborativo la resolución de problemas.

Las estructuras tradicionales del sector agropecuario son verticales, rígidas, burocráticas y lentas.

Muchas veces, no son capaces de dar respuestas adecuadas a los requerimientos y necesidades del cliente digital, el cual demanda interacción, velocidad y conectividad. Aquí no hay distinción, una cosa lleva a la otra.

El nuevo cliente agropecuario es social, ya sea en el entorno online, como en el offline. Ya está acostumbrado a una conexión en tiempo real, a comentar, opinar y compartir su experiencia como agricultor o ganadero por medio de los canales sociales.

Olvídate de aquel cliente pasivo que espera la visita de un comercial o la invitación a un evento para enterarse de qué va la cosa. Los clientes agropecuarios han dejado su pasividad para convertirse en tensores que se comunican entre sí, conversan, critican y respaldan a las marcas.

¿Tu empresa está en todos los canales digitales donde tu cliente se mueve?

Ahora, el cliente del agro cambia de producto, de marca o de empresa si algo no le gusta. ¡Ojo! También gestiona grandes cantidades de información antes de tomar una decisión y, actúa en red.

Cualquier agricultor o ganadero accede a la información que necesita en movilidad. Me refiero a que, sentado en su tractor, en cualquier momento y lugar, busca lo que necesita en internet.

Ya sabes, tu cliente ha cambiado su comportamiento. ¿Y tú?

Agro Profesionales Digitales

Las nuevas generaciones han nacido en la era digital y tienen implícito una cultura digital. Exigen inmediatez, sostenibilidad, facilidad y transparencia.

Si como profesional del agro eres capaz de comprender a este nuevo cliente, de relacionarte y crear vínculos con la estrategia apropiada, tienes ante ti una gran oportunidad de diferenciación en el sector y una ventaja competitiva.

Ser un especialista o tener un doctorado en algo, es decir, acumular conocimientos en un área específica, puede ser condición necesaria. Pero, esto ya no es suficiente. 

Quédate con esto. La era digital requiere ingenieros agrónomos que tengan gran capacidad de entendimiento, resiliencia y rápida adaptación a los cambios. Agro profesionales con dotes de liderazgo y fuerte orientación al cliente, capaces de gestionar la información y trabajar en red.

Eso sí, las empresas agropecuarias y agroalimentarias deben crear los entornos para que los agrónomos puedan desarrollar sus competencias.

Nos vemos pronto.

¡Haz clic para calificar esta publicación!
[Total: 10   Promedio: 5/5]