El Rol del Ingeniero Agrónomo en el Ecosistema Digital

Ingeniero Agrónomo en el Ecosistema Digital

Para un agrónomo es estratégico saber y analizar el entorno digital que lo rodea y despejar conceptos y pasos a seguir para no quedarse atrás.

De esto trata la entrevista que me realizo el periodista agroalimentario César Cabañas para la Revista Agricultura en la edición Andalucía patrocinada por el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Andalucía.  

5 preguntas que te van abrir puentes y podrás visionar lo que se viene !!!

 

¿En qué momento se encuentra el agromarketing digital en las empresas agroalimentarias? ¿Y los ingenieros agrónomos?

El sector agroalimentario y sus proveedores están surcando tierras contradictorias entre el concepto de “he llegado hasta aquí sin marketing”, a saltar el alambrado caminando hacia un momento de cambio, un proceso de metamorfosis del modelo de agronegocios, en el cual se pondera que “todo lo que el agro hace comunica, y lo que no se comunica en internet, no existe”.

Los cambios más importantes que se están produciendo lentamente en las empresas agroalimentarias vienen como consecuencia de una serie de fuerzas como son las tecnologías, y especialmente las tecnologías de la información y de las comunicaciones.

Nos encontramos en pleno proceso de siembra de una interacción y empoderamiento disruptivo que está modificando los agronegocios, pero también la sociedad en su conjunto.

El ecosistema digital agroalimentario está obligando a repensar los procesos desde todo tipo de vista: el agromarketing, el desarrollo de marca, la gestión del cliente, comunicación interna, proveedores, investigación de mercados, los procesos de internacionalización e innovación, la formación de los recursos humanos y un largo etcétera.

Los profesionales que están inmersos y sostienen el sector, como son los ingenieros agrónomos, tienen el desafío de entender, formar parte y potenciar las herramientas digitales para incrementar la rentabilidad empresarial.

Los ingenieros agrónomos no solo deben desenvolverse y hacer valer su saber hacer comercial, deben empatizar de cara al cliente objetivo, tener presencia, dinamismo y voz en internet del agro de manera integral y estratégica.

La era digital nos enfrenta con nuevas herramientas y conocimientos que debemos adquirir para prepararnos y comprender a un cliente omnicanal, multidispositivo y con un brazo más …… su móvil.

 

¿Corre al mismo ritmo la revolución digital que la capacidad de adaptación de los agrónomos?

Definitivamente NO. La revolución digital avanza sin treguas, ha llegado para instalarse y evolucionar de una manera que no se imaginaba.

En este punto podemos decir que el ritmo del cambio digital del agro es brutal, y el ingeniero agrónomo no lo está acompañando.

Adaptarse ahora, conlleva llegar al cliente del agro con tecnología y contenido, llegar en tiempo real.

Es evidente que o te adaptas y eso supone en tu rutina de trabajo diario una transformación inmediata o estas fuera de juego.

A mi entender y por la experiencia adquirida el único error, en mi opinión, que determina una revolución a dos velocidades, es no entender que es preciso evolucionar para garantizar la supervivencia de los profesionales agrónomos en las empresas de agroalimentarias.

Es necesaria una transformación de la cultura del sector agroalimentario, de la reinvención completa de las pymes.

 

¿Qué tienen que hacer los ingenieros agrónomos para transformarse digitalmente?

Empezar a rastrear zonas, a competir, pero a nivel digital. Las organizaciones tienen que generar y poner a disposición las nuevas tecnologías y herramientas de comunicación del agromarketing digital.

Es hora de evolucionar como organización. La cultura interna de las organizaciones del agro tiene que ser ampliamente digital.

Es el momento de romper con prejuicios y desatar nudos mentales para abrir puertas al agro online, a un nuevo panorama digital donde los ingenieros agrónomos, proveedores, clientes actuales y potenciales se mueven, interactúan e informan.

Es clave la incorporación de la comunicación digital a la labor profesional.

Hoy, los agricultores hablan por Whatsapp, muchas veces tienen acceso en internet a más conocimientos que el que conoce el ingeniero agrónomo, se informan por facebook o twitter y realizan un estudio de mercado en google en 10 m.

Es evidente que si tenemos que aprender de un nuevo cultivo, somos los primeros en estudiar, ensayar e investigar, lo mismo tendría que pasar en lo que respecta al agromarketing digital, el cual te exige un conocimiento profundo y actualización constante.

Se aprende haciendo. Prueba y error en un camino online sin curvas ni atajos.

Si nos adentramos en las redes de contactos del campo, hay que tener en cuenta… “Que las redes de contacto del agro online se construyen por la afinidad de valores y no por origen o propósito”. A gestionar el networking.

Este desafío de los profesiones del campo va de aprender y, por supuesto, de equivocarse pero sabiendo rescatar conclusiones positivas de lo acaecido.

 

¿Qué características debería tener un ingeniero agrónomo 2.0?

Saber cómo soltar anzuelos online y aplicar un discurso de venta acorde al vocabulario de cada canal.

La lluvia online trae nuevas formas y características para comunicar lo que uno hace.

Debemos rumear la adquisición de plataformas, términos y la empatía digital. 

Cambia mucho enviar un email con un precio que negociarlo por twitter. También modifica, escribir por whatsapp o mantener video conferencia por skype o móvil, que solo escuchar una voz mientras tomas un café.

Los ingenieros agrónomos 2.0 tienen que estar ahí, donde el contenido se consume y la información flota en un río digital.

Estar preparados para dar respuestas asertivas y resolver cualquier duda que se presente como solventar imprevistos en red.

El comportamiento del agricultor, del cliente del agro, ha rotado. Lo que antes se respondía con un monólogo comercial de 5 minutos, conformado por las características del producto o servicio, hoy se resuelven con otras acciones que cumplen un papel más que prioritario. 

Entre ellas podemos destacar la profundidad del conocimiento presente en internet, las opiniones y referencias en línea, reseñas, el tweet a tweet y la interacción en él social media, la diversidad y calidad del agrocontenido, como el dinamismo en los micro-momentos.

Ha llegado el momento de dotarse de habilidades para crear y desarrollar cercanía de nuestros productos y servicios en la omnicanalidad.

!¡Coloca el mensaje en varias canastas!¡

 

¿Cómo es el futuro del campo laboral del ingeniero agrónomo 2.0?

Un ingeniero agrónomo digital debería realizar un proceso de venta de manera diferente. No solo limitarse y anclarse a la experiencia comercial, sino en métricas, análisis, monitoreo de datos (big data) y que los mismos estén alineados en un funnel para alcanzar el objetivo propuesto.

Tenemos que hablar de la “estrategia del agromarketing digital”. Es notable, los silencios y vacíos que se producen cuando uno le pregunta a cargos medios y altos sobre la estrategia marketing digital. Me daría tiempo a escribir un artículo de 5000 palabras…!

Todavía al día de hoy, la guerra continúa entre el departamento de marketing y el de ventas, los cuales tienen que dejar de lado los egos e intereses creados, ponderar el beneficio empresarial y empezar a sumar al cambio, colaborando en equipo.

El ingeniero agrónomo 2.0 es gran contenedor de emociones. Y valorando el saber hacer, debemos brindar una experiencia de compra a nivel red, empezar a pensar en desarrollar marca personal y tener vida online. ¡Hay que prepararse para hablar el idioma online del agro!

Saca cuentas, hace cuantos años trabajas como ingeniero agrónomo y ahora introduce tu nombre y profesión en google. Tú me dirás, si has estado haciendo bien las cosas…! Es tiempo de ser optimistas, de idear proyectos.

Linkedin es una red de profesionales, con grandes ausencias de ingenieros agrónomos. No basta con tener un perfil, sino aprovechar el canal de llegada al cliente final.

Las redes sociales del agro marcaron para los ingenieros agrónomos una mayor visibilidad en su entorno laboral. Ahora hay que ver, si para bien o para mal.

Te aporto un dato: El 31% de las organizaciones han desestimado la candidatura de algún aspirante a un puesto de trabajo por la imagen que proyectan en sus redes sociales. (Fuente: Eva Collado Duran)

 

César Cabañas Gracias, Mil Gracias por esta estupenda entrevista. 

 

¿Qué otras características deben tener los agrónomos 2.0?

¿Como es la transformación digital en tu empresa agropecuaria?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *