Te anticipo que este es un artículo guía. De esos que te encanta tener a mano para quitar dudas. Y estoy seguro que son muchas las preguntas cuando piensas en sistema de riego por superficie, localizado y aspersión. Más de las que quisieras ¿Verdad? Despreocúpate, aquí en este post tienes todo sobre tipos, características y ventajas de sistemas de riego.

Has invertido tiempo investigando sobre esto. Pero, piensa ¿Cuánto sabes de sistemas de riego? Como sé que estás cansado de buscar datos por un sitio y otro, lo he hecho por ti. A continuación, todo lo que necesitas conocer sobre riego. Lee con atención porque vas a encontrar datos importantes.

¿Qué es un Sistema de Riego? Definición y Significado

Parece una tontería, pero lo mejor es comenzar por la definición y significado del concepto que vamos a abordar. Sistema de Riego, es el conjunto de estructuras y elementos, una combinación de ellos, que hace factible que una determinada área pueda ser cultivada con la aplicación del agua. En un sistema de riego agrícola, la interacción colectiva de cada una de las partes que lo componen tiene el objetivo único de llevar agua a los cultivos.

Tal sistema consta de una serie de componentes hidráulicos y de componentes no hidráulicos. No es necesario que tengan presentes la inclusión de todos ellos, ya que el conjunto de componentes estará sujeto al tipo de sistema de riego. 

Para qué Sirve un Sistema de Riego

¿Para qué Sirve un Sistema de #Riego? Toda la información sobre Riego Por Superficie, Localizado y de Aspersión. Haga clic para Tweet

El agua es un recurso imprescindible y que escasea, cada vez más. Debemos evitar malgastarla y trabajar para un uso sostenible y eficiente. Contar con sistemas de riego eficaz y eficiente nos permite maximizar la utilidad de cada gota de agua, en especial, en países donde es un bien escaso. Y ni que hablar, en aquellos donde ya se manifiestan los efectos del cambio climático y sienten la amenaza de desertización. Coincidirás conmigo que, aprovechar de manera eficiente el agua es una necesidad en varios sectores productivos.

Las innovaciones tecnológicas en los sistemas de riego hacen que estos sean más responsables en el uso de este recurso, y claramente, nos permite ahorrar trabajo, tiempo y costes. En la agricultura, horticultura, jardinería, ya hace tiempo se está utilizando innovaciones para lograr eficiencia, un uso sostenible del agua y lo que tanto te interesa, bajar costos de producción.

Aquellas prácticas de regar tu jardín con manguera o aplicar un riego por inundación en tu parcela, debes cambiarlas ya. ¿Por qué? Porque es hora de utilizar otros métodos que aprovechen mejor el agua de riego y sean más sostenibles.

Diseñar un Sistema de Riego

Aunque a priori parece fácil de responder, es una pregunta que muchos agricultores y profesionales del sector se hacen. Y puede que tú también. Diseñar un sistema de riego lleva implícito una enorme labor de ingeniería, para conducir grandes volúmenes de agua. Sabes bien de lo que hablo.

Aquí también hay muchas horas invertidas. El diseño de un sistema de riego es un trabajo complejo y esto se debe a que están involucrados una gran cantidad de factores y muchos de ellos técnicos. Consiste en la disposición de los distintos elementos del sistema con el objetivo de maximizar y potenciar la efectividad del mismo de la forma más económica. Ahora, quiero que pongas atención en lo que te cuento.

Existen 3 factores de relevancia para el diseño de un sistema de riego

  1. Caudal: es la cantidad de agua que se quiere conducir por una línea principal de tubería y que, a su vez, pasará por una línea secundaria que lleva insertas líneas regantes. Por decirlo de otra manera, las tuberías que distribuyen el agua a un emisor (gotero, aspersor, microaspersor, etcétera)
  2. Presión: la fuerza sobre unidad de área necesaria para emitir de manera uniforme un flujo constante de agua por cada uno de los emisores contemplados en una sección de riego.
  3. Velocidad de flujo: Existen límites máximos permisibles de velocidad para cada diámetro de tubería, tomando como referencia el intervalo existente entre 2.5 y 0.5 m/s, sólo para efectos de diseño.

Otros factores que también debes tener en cuenta en el diseño del sistemas de riego son los siguientes:

  • Pendiente del terreno
  • Pérdidas de carga 
  • Localización de los recursos hídricos
  • Gestión del riego
  • Posibles obstáculos

Todo empieza por etapas. Hay que calcular y dimensionar en función de los factores de la producción del cultivo o vegetal. Con esto me refiero, al suelo, clima, y tipo de cultivo, características del suelo y agua, etc. A partir del análisis de estos datos se debe tomar ciertas decisiones desde el punto de vista técnico y económico.

Pasos para diseñar un sistema de riego

For privacy reasons YouTube needs your permission to be loaded.
I Accept

Puede que resulte obvio, pero más de una vez si no planificas bien el diseño, te trae dolores de cabeza. Y esto es algo que quieres evitar ¿Me equivoco? Por eso, para que lo tengas bien claro, estas son las dos etapas en que puedes dividir un sistema de riego:

  • Diseño Agronómico.
  • Diseño Hidráulico.

Diseño Agronómico:Debe asegurar el suministro de agua para abastecer las necesidades hídricas de tu cultivo o planta, con una correcta eficiencia de aplicación. Esta etapa involucra el estudio y cálculo de las necesidades totales de riego. Es una forma de conocer el consumo de agua requerido por los cultivos en todas las épocas del año, en especial en aquellas de máxima necesidad. 

 La determinación de la dosis de riego y el número de secciones y turnos, así como el análisis de caudal   disponible, son aspectos fundamentales a analizar en el diseño agronómico.

Diseño Hidráulico: debe garantizar el diseño óptimo de la red, con el objetivo de satisfacer los requerimientos arrojados del diseño agronómico. Están implicados la topografía y criterios técnico – económicos.

El diseño hidráulico comprende

  • El tiempo y frecuencia de riego, que depende del tipo y del número de emisores por planta (unidad/superficie), caudal y disposición. 
  • Las dimensiones de la red de distribución y su forma de operación.
  • Los accesorios de medición y requerimientos de filtrado.
  • Diseño electromecánico. Tamaño y tipo de la bomba, caja de control, calibre de los cables, y si lleva línea eléctrica o no. 

Llegamos aquí y apuesto a que ya te estarás preguntando por sus ventajas. Veamoslas. 

Ventajas del Sistema de Riego

  • Ahorro en el uso del recurso agua.
  • Reduce costes.
  • Gestión del agua más eficaz y sostenible.
  • Fácil instalación.
  • Flexibilidad y adaptabilidad a cualquier suelo y condiciones topográficas diversas.
  • No requiere de energía eléctrica ni gas para empezar a funcionar.
  • Coste del sistema de riego accesible para los usuarios.
  • Su tiempo de vida útil es largo.
  • Posibilidad de automatización de tareas.
  • Posibilidad de realizar fertirrigación.
  • Posibilidad de aplicar agroquímicos por medio del riego para el control de plagas y enfermedades.
  • Evita desarrollo de maleza y la presencia de plagas y/o enfermedades.
  • Es factible de utilizar aguas de diferentes calidades dependiendo de la tolerancia del cultivo.
  • Poca inversión en mano de obra después de su instalación. El sistema trabaja solo, no requiere de esfuerzos físicos.
  • Posibilidad de elegir el tipo de riego que mejor se adapte al terreno.
  • Funciona en cualquier época del año.
  • Favorece al cuidado del medio ambiente en relación a sistemas donde se desperdicia el agua.

Te puede interesar:

Tipos de Fertilizantes. ¿Qué son, cómo se aplican y para qué sirven?

Tipos de Agricultura ¿Cuáles Son y Cómo se Clasifican?

Ahora, veamos en detalle los tipos de sistemas de riego.

¿Cuáles son los Tipos de Sistemas de Riego que Existen y Cuántos Son?

For privacy reasons YouTube needs your permission to be loaded.
I Accept

En la actualidad, contamos con diversos tipos de riego adaptados a las diferentes actividades productivas, ya sea, agricultura, horticultura, jardinería y otras. Estos brindan soluciones cada vez más específicas. Las opciones son infinitas.

Y no exagero. Me asombran los avances que se están dando en este sector, la tecnología aplicada y los niveles de automatización que se están alcanzandoAlgo de esto he hablado en un artículo que escribí para la revista interempresas.Y en él te comentaba lo siguiente: ¿Te imaginabas que llegaría el día que podías estar viendo la final de la Champions y gestionar el riego de tu cultivo por medio del móvil, todo al mismo tiempo?

Sí, eso ya está a tu alcance. No es ciencia ficción. Y si continuas aquí, es porque quieres por fin conocer los conceptos y funcionalidades de los sistemas de riego más comunes y utilizados. Ahí va:

  1. Riego por Superficie o De Gravedad
  2. Riego Localizado
  3. Riego por Aspersión

Ahora que ya los conoces, te cuento más sobre cada uno.

Sistemas de Riego por Superficie o De Gravedad

Sistemas de Riego por Superficie o De Gravedad

El riego por superficie es un método de riego basado en aplicar el agua al suelo por gravedad. Abarca una cantidad de sistemas diferentes, en los que el agua se aporta a la parcela y el suelo la distribuye a lo largo y ancho, cubriendo la totalidad del mismo o sólo parte de su superficie.

No es preciso aplicar presión ya que se vierte y se expande libremente. Es un método difundido en el mundo, ya hace mucho tiempo y que incluso, se utiliza en la actualidad.

El riego por superficie está basado en el avance del agua e infiltración, desde cabecera de la parcela (o lugar de la parcela donde se vierte el agua) hasta el lugar donde normalmente llega un tiempo después, denominado cola, cubriendo en totalidad la superficie con agua, en diferentes tiempos. La cantidad de agua infiltrada va a depender de las características del suelo como también del tiempo de permanencia en cada lugar.

Ventajas del riego por superficie

Las ventajas en comparación con el resto de métodos de riego son, básicamente, las siguientes:

  • Bajo costo de inversión. Salvo que se necesite una explanación previa, y un plus de mantenimiento de las instalaciones.
  • Sin afectación de condiciones climáticas, como el viento, humedad ambiental, etc.
  • La calidad del agua no es significativa (a excepción de las sales). Es factible regar con aguas de baja calidad, que no son aptas para otros métodos de riego, como el localizado.
  • No es dependiente del consumo de energía. A excepciones, como cuando hay que elevarla desde el lugar de origen que se encuentra a una cota menor de nivel en la parcela.
  • Método de riego apto para el lavado de sales.
  • Las estructuras para controlar el agua y distribuirla son simples.

Probablemente querrás saber si presenta desventajas de este método de riego. Por eso, destaco algunas de ellas.

Inconvenientes y desventajas del riego por superficie

  • Estos sistemas suelen lograr menor eficiencia en el uso del agua que los de otros métodos.
  • La cantidad de agua infiltrada depende de las características del suelo y varía dentro de una misma parcela.
  • Las parcelas deben tener nula o escasa pendiente. Requieren una explanación precisa.
  • Se presentan problemas de encostramiento en siembras directas.
  • Muchas actividades de campo como son el aclarado, abonado, aplicación de herbicida o fitosanitarios, desmalezado, etc. se deben programar, para no interferir con el riego.
  • Es necesario disponer de un caudal importante de agua.
  • Es probable que genere alteraciones en la estructura del suelo, dando resultado negativo al desarrollo de raíces.

Veamos ahora las formas que encontramos.

Formas de regar por superficie

El riego por superficie admite numerosas modalidades y tipos de riego. Es un método que ha ido pasando por variaciones, en función de las necesidades que fueron surgiendo en cada región y según los recursos específicos de cada una de ellas.

Existen varias formas de regar por superficie o por gravedad:

  • por canteros o tablares
  • en fajas o melgas
  • por surcos con pendiente
  • “de careo” de zonas de montaña
  • por surcos con nivelado de precisión
  • Pozas
  • por sumersión en canteros de arroz
  • de esparcimiento o escorrentía libre
  • por alcorques
  • Riegos por boqueras

De todas estas formas de regar, voy a profundizar en los 3 tipos de riegos que son más representativos en el sector agropecuario y hortícola: riego por surco, riego por fajas y riego por canteros o tablares. Permíteme que te lo explique.

Riego por canteros o tablares

En esta forma de riego por canteros, la parcela se divide en compartimentos cerrados, separados por medio de diques o caballones de unos 50 cm de altura, aproximadamente. Estas zonas, de forma rectangular o cuadrada, se los denominan tablares o canteros.  

Dentro de los mismos, se vierte un volumen de agua que quedará estancada e irá infiltrándose en el suelo. El agua puede ser aplicada por medio de una sola entrada o de varias. El terreno debe estar nivelado, tanto longitudinal como transversalmente. El tamaño de los compartimentos dependerá, en especial, del caudal de agua disponible y de la textura del suelo.

Al utilizar una gran caudal de agua en el riego es imprescindible generar estructuras, para prevenir la erosión del suelo. Este tipo de riego por canteros es recomendado para ser aplicado en cultivos que toleren encharcamientos sólo temporales, tales como: forrajeras, algodón, maíz, frutales, etc.

Riego por fajas o melgas

El riego por fajas o melgas es un tipo de riego donde el terreno se divide en franjas rectangulares estrechas, denominadas fajas o melgas, separadas unas de otras por medio de caballones, dispuestos longitudinalmente.

Es común ver acequias de abastecimiento en el extremo superior de las fajas y canales de desagüe en el extremo inferior. El agua forma una lámina delgada que se va infiltrando de a poco, al tiempo que avanza. Las fajas o melgas deben tener una pendiente longitudinal uniforme para conseguir una correcta distribución del agua (0,2 y 0,5%).

La anchura de estas melgas o fajas suele variar entre 10 y 20 metros, dependiendo principalmente del caudal disponible, mientras que la longitud depende del tipo de suelo, oscilando entre los 50-80 metros en suelos arenosos, hasta los 500 metros en caso de suelos arcillosos. Este tipo de riego por fajas se aplica en cultivos extensivos tales como alfalfa, pastos y cereales, así como también en los cultivos arbóreos.

Riego por surco con pendiente

Basado en un tipo de riego donde el agua se distribuye por surcos paralelos, de forma que se infiltra por el fondo y costados de los mismos. Es aconsejable, agronómicamente, para algunos cultivos sensibles al encharcamiento y también para las situaciones en que no se desee que la zona en que se desarrollan las raíces se compacte en exceso, como suele suceder en el cultivo de patatas, ajos, zanahorias, etc.

El movimiento del agua en el suelo depende de la textura del suelo. Los surcos deben tener la misma pendiente en toda su longitud (entre el 0.2 y 1%). Como una regla general, es recomendable hacer surcos tan largos como sea posible, para evitar la erosión del suelo.

El agua se aplica a cada surco utilizando diferentes métodos:

  • Derivación directa
  • Derivación mediante una acequia auxiliar
  • Derivación mediante sifones
  • Derivación mediante tuberías portátiles

Riego por surcos a nivel

El trazado de los surcos se realiza dentro de un tablar. Por tal motivo, el riego por surcos a nivel presenta las ventajas tanto del riego por surcos en pendiente, como el de tablares. El caudal que entra en cada surco es diferente. Con el uso de esta práctica se evitan los encharcamientos localizados y se puede lograr una uniformidad en la distribución del agua infiltrada.

Otros tipos de riego

Además de los tipos de riego anteriores, existen otros utilizados en el riego por superficie, aunque no de forma frecuente. Quiero que los conozcas:

  • por alcorques: consiste en el trazado de acequias de tierra que conectan unas pozas u hoyos, realizados en torno a los troncos, que se van llenando de agua a medida que esta avanza por la acequia.
  • “de careo” de zonas de montaña: Se refiere a una acequia que corre casi a nivel sobre una ladera y tiene pequeñas salidas por las que el agua fluye, escurriendo ladera abajo.
  • por boqueras: se basa en aprovechar las avenidas que se producen en los cauces de zonas áridas cuando llueve.
  • Pozas: se utilizan en zonas con pendientes acusadas y para cultivos arbóreos, como es el caso del olivar.

Sistema de Riego Localizado

Sistema de Riego Localizado

El riego localizado por goteo consiste en la aplicación de agua sobre la superficie del suelo o bajo él, utilizando para tal fin, tuberías a presión y emisores de diversas formas, de manera que sólo se humedece una parte del suelo, la más cercana a la planta.

El agua aplicada por cada emisor humedece un volumen de suelo que se denomina bulbo húmedo. Es recomendable que la aplicación del agua y los fertilizantes al suelo, se realice en pequeñas cantidades y con alta frecuencia.

De esta manera, se tiende a que el contenido de agua en el suelo se mantenga en unos niveles lo más constantes posible, evitándose fluctuaciones de humedad del suelo, tal como se produce con otros métodos de riego, como aspersión o superficie. Esta característica hace que el agua esté permanentemente en el suelo en óptimas condiciones para ser absorbida por la planta. Este método tienes sus ventajas y son las que te cuento a continuación.

Ventajas del sistema de riego localizado

  • Ahorro importante del recurso agua con respecto a los otros, como el riego por superficie y aspersión.
  • Posibilidad de controlar fácilmente la lámina de agua aplicada.
  • La ausencia de escorrentía
  • La aplicación localizada y frecuente de agua evita situaciones de daño por salinidad en plantas.
  • Ahorro de labores de cultivo.
  • Reducción de mano de obra en la aplicación de agua en la parcela.
  • La uniformidad de la distribución del agua en riego localizado depende fundamentalmente del diseño hidráulico de la red y no de las características del suelo, ni de las condiciones climáticas.
  • Recomendada para cultivos que ocupan toda la superficie del terreno, como por ejemplo la alfalfa.
  • Reducción de la evapotranspiración y, de las pérdidas de agua en las conducciones y durante la aplicación.
  • Es posible mantener el nivel de humedad en el suelo más o menos constante y elevado.
  • Posibilita la utilización de aguas de menor calidad.
  • Hace posible la fertirrigación.
  • Permite la aplicación de agroquímicos a través del agua de riego (insecticidas, fungicidas, etc.)
  • El gasto energético es menor.
  • Su automatización es fácil de implementar.

Y sí, también puede presentar sus inconvenientes. Tenlos en mente, si vas a utilizar este sistema.

Inconvenientes y desventajas del riego localizado

  • Obturación de los emisores, con cierta facilidad.
  • Altos costos de las instalaciones respecto a otros sistemas de riego.
  • Necesidad de presión para su correcto funcionamiento.
  • Creación de zonas de acumulación salina.

Tipos de riego localizado

Los riegos localizados podemos agruparlos según el caudal que proporcionan los emisores de riego:

  • Riego por goteo: a todos los riegos localizados en los que se aplica bajo caudal, utilizando los emisores denominados goteros, tuberías goteadoras, o tuberías exudantes.
  • Los riegos localizados de alto caudal: estos pulverizan el agua, que se distribuye a través del aire hasta el suelo y se aplican con los emisores denominados microaspersores y difusores.

Y en función del tipo de emisor utilizado y de su colocación se distinguir tres sistemas de aplicación del riego localizado:

  • Por goteo
  • Tuberías emisoras
  • Por microaspersión y microdifusión

Veamos cada uno de ellos.

Riego por goteo

El riego por goteo es el sistema de riego localizado más popular en el sector agropecuario y más, en el hortícola. El agua circula a presión por la instalación hasta llegar a los emisores o goteros, en los que pierde presión y velocidad, saliendo gota a gota.

El riego por goteo es utilizado en cultivos tanto con un marco de plantación amplio, caso del olivar y frutales, como también en cultivos en línea como el algodón, lechuga, tomates, pimiento, berenjena, coliflor, repollo, patata, etc..

Los goteros, comúnmente, trabajan a una presión próxima a 1Kg/cm2 y aportan un caudal entre 2 y 16 litros/hora. En el riego por goteo el agua se infiltra en el suelo por un punto, distribuyéndose en todas las direcciones. En determinadas situaciones productivas, las tuberías laterales se entierran entre 20 y 70 centímetros y los goteros aportan el agua a esa profundidad, denominándose riego por goteo subterráneo.

Riego por tuberías emisoras

El riego por tuberías emisoras se caracteriza por su instalación sobre la superficie del suelo, creando una banda de manera continua de suelo humedecido y no en puntos localizados, como en riego por goteo.

Su utilización es común verla en cultivos en línea, con poca distancia entre plantas. Las tuberías más utilizadas son las tuberías goteadoras y las tuberías exudantes.

Riego por microaspersión y microdifusión

En este tipo de riego por microaspersión, el agua es aplicada sobre la superficie del suelo en forma de lluvia muy fina, mojando una zona determinada, que depende del alcance de cada emisor. Es recomendable su uso en cultivos leñosos y también, en cultivos herbáceos de distinto marco de plantación.

Se destacan los emisores denominados microaspersores y los microdifusores. Los dos trabajan a una presión entre 1 y 2 Kg/cm2 y pueden suministrar caudales de hasta 200 litros/hora.

Sistema de Riego por Aspersión

Sistema de Riego por Aspersión

El riego por aspersión es un método de riego por el cual el agua es aplicada sobre la totalidad de la superficie del suelo en forma de lluvia, utilizando para esto, una red de riego que permite conducir el agua, con la presión adecuada, hasta los elementos encargados de aplicarla, los aspersores.

La red de distribución del agua está compuesta por conducciones cerradas que trasladan el agua a presión hasta los aspersores; el agua es expulsada por estos a una gran velocidad y cae en forma de lluvia sobre el terreno. Una vez el agua toca el suelo, es infiltrada, trasladándose desde la superficie del suelo hasta capas profundas, poniéndose a disposición del cultivo respectivo.

La cantidad de agua infiltrada será más o menos homogénea según sean las características físicas del suelo y las de los aspersores. En un sistema de riego por aspersión correctamente diseñado, no debería producirse escorrentía. El tamaño de las gotas producidas por los aspersores debe ser tal que no genere erosión al tocar el suelo. Recuerda esto, cuanto mayor sea el tamaño de la gota, mayor podrá ser la erosión producida en el suelo.

Deja que te cuente que tiene de positivo.

Ventajas del riego por aspersión

  • Permite regar terrenos ondulados o poco uniformes, sin necesidad de una nivelación o preparación previa del mismo.
  • Puede ser utilizado en una gran variedad de tipos de suelos.
  • Excelente sistema de riego para las primeras fases de desarrollo de los cultivos (germinación de las semillas) como zanahoria, remolacha, patata, alfalfa, etc. Método de riego para combatir helada.
  • Método de riego ideal para realizar un lavado de sales.
  • Brinda en muchas etapas del cultivo, la posibilidad de mecanizar labores.
  • Permite la aplicación de fertilizantes y algunos tratamientos químicos.
  • Es factible de adaptarse a la rotación de los cultivos.
  • Posibilidad de regar con frecuenciazonas grandes, en menos tiempo.
  • Adecuado para césped o plantas de porte bajo.
  • Alternativa de automatizar el riego.
  • Las cortinas de agua lavan el polvo de las hojas y la suciedad y colabora en ahuyentar plagas (trips)
  • El sistema de tubos y mangueras de los diferentes aspersores pueden contener llaves que permitan dividir el terreno en secciones, variar la presión

Y aquí también, toca conocer las desventajas.

Inconvenientes y Desventajas del riego por aspersión

  • Fuertes vientos pueden afectar a la uniformidad del riego.
  • Incurre en un mayor consumo y por lo tanto, mayor gasto en el recurso agua.
  • Mayor costo inicial de la instalación.
  • Ineficiente para algunos cultivos de porte alto y abundante masa vegetal, (tomate).
  • Las hojas y flores se humedecen, lo que se puede traducir en mayor incidencia de enfermedades producidas por hongos.
  • Requiere un estudio y planificación.
  • Algunos cultivos pueden sufrir quemaduras en las hojas.

Clasificación de los sistemas de riego por aspersión.

Los sistemas de riego por aspersión suelen clasificarse según el grado de movilidad de los diferentes componentes que integran el sistema. Los sistemas de aspersión se clasifican en dos grupos:

  • Sistemas estacionarios: son aquellos que permanecen fijos mientras riegan. A su vez se pueden clasificar en móviles, semifijos (tubería móvil y fija) y fijos (permanentes o temporales).
  • Sistemas de desplazamiento continuo: son aquellos sistemas de riego los cuales se encuentran en movimiento mientras el agua es aplicada. Los más usuales son:
    • Los pivotes
    • Los laterales de avance frontal
    • Los cañones enrolladores

Sistema de #Riego Por Superficie, Localizado y de Aspersión. Tipos, Características y Ventajas Haga clic para Tweet

Como te anticipaba al inicio, este iba a ser un artículo guía, de esos a los que puedes recurrir las veces que necesites, para resolver tus dudas. Mi objetivo en este artículo es que tengas toda la información para consultar cuando tú lo decidas y la puedas utilizar en tu beneficio.

Cuéntame ¿Cómo ha sido tu experiencia con los distintos sistemas de riego? ¿Cuál estás utilizando: por superficie, localizado o por aspersión?