Los Nuevos Profesionales del Agro no responden al “Yo Mando”

profesionales del agro, marketing, agromarketing, agroalimentario

Siembra directa, y no arado de discos. Es mejor convencer, y no vencer. Todo empleado o profesional reacciona mejor a indicaciones claras y actitudes positivas, que a órdenes vacías de explicación. Darle lugar a tu personal, a tu equipo de trabajo, a los nuevos profesionales del agro, hace a tu empresa más y más productiva.

Es simple, si no le das valor a tus recursos humanos, ellos no valorarán tu marca, tus productos y por ende, a tus clientes.

La motivación, en la mayoría de empresas agroindustriales, está encerrada en un cajón del viejo escritorio del fondo. Solo sale a dar una vuelta cuando existe un golpe de suerte empresarial.

Un “muy bien hecho”, motiva, refuerza y fomenta que se realice un mejor trabajo. Las frases criticas como “hace esto”, “hace lo que yo te digo” o “vos no opines que aquí mando yo”, son formas y maneras negativas, estilos de mando prepotentes, los cuales no son adecuados para dirigir una empresa y equipos de trabajo, teniendo en cuenta los vaivenes y crisis empresariales que toca vivir y como afectan los mismos a la hora de tomar una decisión.

Tomate unos minutos, reflexiona. Es posible y viable  cultivar el mando con motivación positiva, para eso, se demanda una aptitud de calidad en la dirección de personas.

Aún cuando estas semillas de autoridad concluyen en improductividad, en la actualidad siguen vigentes, insertas en las voces y gestos de los directivos medios y altos de este sector agropecuario.

Cabe hacer la salvedad que existen personas que requieren órdenes para actuar, que posen un accionar mecánico. Dicho esto, guiar y organizar al personal no debe traducirse en instrucciones poco motivadoras.

 

VENTAJAS DEL CAMBIO

No hay que confundir. Qué la imposición de autoridad como tal, sea la metodología más frecuente de ver y sentir en el interior de las empresas agroindustriales no la convierte en la opción más efectiva y rentable.

Es el momento de detallar algunas ventajas que podemos obtener al implementar una conducción positiva y motivadora:

– Aumenta el desarrollo del potencial de los trabajadores, lo que resulta en una mayor eficiencia y eficacia en sus acciones.

– Refuerza y aumenta el papel que ocupa el trabajador en la organización y su confianza hacia ella, generando un mayor grado de  pertenencia, de compromiso y fidelidad del mismo hacia su empresa agroindustrial. 

– Aporta y suma ya que favorece el clima laboral. Brinda un escenario propicio de cooperación, interacción y comunicación entre los diferentes participantes de los equipos de trabajo.

Baja el nivel de estrés, mejora los índices de absentismo y el de bajas laborales.

– Nacen nuevas actitudes positivas.

Como me dice un coaching amigo, con unas palmaditas en la espalda no se resuelve nada. Hay que tener la decisión de hacer bien las cosas, aportar un liderazgo positivo y la capacidad de crear y acompañar equipos.

Los trabajadores piden a gritos que se los escuchen, que se valore su trabajo, que entiendan y comprendan las complejidades del mismo y las horas que uno dedica para presentar un informe, porque no existe peor conclusión por parte de un empleado que sentirse “invisible”.

En el ritmo empresarial de las agroindustrias o agronegocios se convive permanentemente con una pizca de riesgo económico, recortes de personal y presupuestos, pérdidas de venta, la sensación de que la gerencia va a explotar en cualquier momento, que puede ser tu último mes y que la empresa esta subida a un barco donde la motivación se encuentra con contextos decrecientes, donde es más difícil aplicarla y mantenerla.

Muchos directores o gerentes caen en la equivocación  de sostener que en los mercados laborales, donde los empleos no abundan, los trabajadores se aferran mucho más a sus cargos y esto provoca en los que mandan una falsa sensación que tienen más poder sobre sus empleados que el que realmente tienen. Una empresa no se construye solo con la habilidad de mando. ¿Qué pasa con el rendimiento y el clima laboral?

“La dirección de tus equipos de trabajo  está en tus manos, es tu responsabilidad, no mires al costado”.

 

GENERACIÓN DE FUTURO

La nueva era de profesionales del agro necesitan y ponderan el liderazgo positivo. No aceptan la pirámide de mando, debido a que es una fórmula que conduce a un solo camino “El Miedo”, poniendo al profesional siempre en alerta, bajo un sentimiento de supervivencia en la que una de las formas de salir es esquivar las represalias.

Los nuevos profesionales del agro se van moldeando menos dependientes a nivel emocional de las empresas agroindustriales. “Tu contratas mis servicios y yo te los brindo mientras estoy a gusto”. Los jóvenes profesionales  determinan que su trabajo es un convenio entre dos partes, en el cual las mismas deben estar satisfechas.

En lo que a la motivación hace, lo importante y como primera acción es no ahogar a la persona, ser su guía en la empresa, explicarle adecuadamente la cultura corporativa de la compañía. Y, darse cuenta que un refuerzo positivo es una valoración, un premio.

Quiero compartir contigo unos simples tips para fomentar la motivación en las empresas, a los nuevos profesionales del agro:

  1. No seas genérico. Personaliza, lo bueno y lo malo.
  2. El dinero solamente motivará en el corto plazo.
  3. La diferenciación entre la motivación y felicidad de una empresa frente a su competencia, lo hace la cultura de la misma.
  4. Promueve el empowerment. Brinda oportunidades. Deja que se tomen decisiones y siempre apuntala de manera constructiva las acciones cuando no van bien
  5. La confianza nace con comunicación, colaboración mutua, una comunidad con identidad, aplicando el saber hacer con la calidad y trato adecuado.
  6. Las 3 “H”. Humanismo, humildad y humor.
  7. No hay que hacer de la motivación un mundo de flores. El refuerzo positivo no es una fiesta. Es saber reconocer de forma sincera el esfuerzo puesto en la tarea emprendida.

 

Ing. Agr. Mariano Larrazabal

Manager Bialar

Experto en Marketing Agropecuario


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Los Nuevos Profesionales del Agro no responden al “Yo Mando”

  • Hebert Dell Onte Larrosa

    Muy buenos conceptos.
    Hay uno que subrayo: “Como me dice un coaching amigo, con unas palmaditas en la espalda no se resuelve nada. Hay que tener la decisión de hacer bien las cosas, aportar un liderazgo positivo y la capacidad de crear y acompañar equipos”, pero comparto todo lo que se dice aquí. Abrazo.