Un Periodista Agroalimentario Todo Terreno. Entrevista a César Cabañas.

Periodista Agroalimentario-cesar-cabañas

Es un orgullo poder entrevistar, en esta oportunidad, a César Cabañas, periodista agroalimentario, una persona con don de gente y valores humanos, sumado a una enorme pasión por informar y transferir a la sociedad las virtudes y potenciales del sector agroalimentario desde adentro del campo.

Un periodista agroalimentario todo terreno. Capacitado, informado y con un alto conocimiento de los andares y vaivenes del sector agroalimentario español y europeo.

César Cabañas, periodista agroalimentario desde 1999. Con un positivo saber hacer, mirada neutra y visión estratégica de las cadenas de valor que conforman la arquitectura del sector agroalimentario. Speaker profesional de sólida empatía y sinergia con el ecosistema del agro.

Es el momento de disfrutar de respuestas asertivas con valor profesional.

 

¿Qué te ha llevado a dedicarte al periodismo agroalimentario?

El camino se fue abriendo. Mis primeros pasos fueron en el periodismo generalista, en particular, me especialice en radio. Trabaje en radio nacional de España donde trataba temáticas de información general, sociedad, economía y más.

El destino y un amigo ingeniero agrónomo me ofrecieron adentrarme al mundo del periodismo agroalimentario, iniciándome en una revista de maquinaria agrícola.  Como toda actividad nueva, los primeros tiempos fueron áridos, había que ponerse en marcha, pero conté con la ventaja de tener un buen jefe y poder viajar y participar en exposiciones y ferias, aprendiendo de todos los intervinientes del sector.

“Sobre el campo aprendí”. Me fui especializando en todas las áreas de producción, no solo en tractores sino en semillas, fitosanitarios, fertilización y todo lo que hace a la actividad y procesos agroalimentarios.

 

Desde 1999, desde hace 18 años, soy periodista agroalimentario de forma ininterrumpida.

 

Por cuestiones personales, estuve viviendo y trabajando en Alemania, siempre en contacto con el agro. Expresando por medio radial lo que pasaba en el sector agropecuario alemán con un público bilingüe.

Mi labor en Alemania me llevo a tomar contacto con la sede central de John Deere  en Mannheim  y empecé a escribir para su revista Campo y Mecánica en España,  que en Europa se denomina diferente.

Regrese a España y seguí ondando en el sector porque encontré un nicho de información que al día de hoy todavía no está bien explotado, ni de cara al agricultor o ganadero ni a la sociedad en su conjunto.

Siempre cuando genero una información, me apoyo en lo técnico. El acierto y honestidad está en tener un buen apoyo técnico; tanto de un ingeniero agrónomo, veterinario como de un agricultor. Es clave contrastar la información.

 

 

¿Cómo comparas el periodista agroalimentario español con los de América Latina? ¿Encuentras puntos en común?

Como extracto te cuento, que hace años atrás en una edición de Fruit Attraction tuve la posibilidad de compartir con periodistas latinoamericanos de diferentes países como México, Chile, Argentina, Perú y otros.

En este intercambio, identifique una diferencia inicial que es la nomenclatura, la definición del periodista. Hemos pasado en España de ser periodistas fugazmente agrarios a ponernos la etiqueta de agroalimentario y en Latinoamérica se habla y se expresan como periodistas agropecuarios.

En Latinoamérica, el sector productor es muy importante, tiene una gran presencia y existe una gran conciencia por lo que significa. Casi toda la comunicación se centra en él.

El sector primario, en España también es importante, pero aquí se intenta unir el eslabón producción con la industria, debido a que el eslabón más débil todavía no está muy desarrollado, o quizás se lo mira por arriba del hombro, subestimando la actividad primaria.

Al final, el último eslabón de la cadena ha adsorbido al resto, tiene un poder más negociador frente a los otros.

En España se hace foco en la agroindustria. Aunque en realidad, todo nace del campo y con el tiempo el agricultor hará una transformación digital y tomará la posición correcta en el negocio.

En Latinoamérica, los medios generales dan importancia al agro y en España es testimonial o cuando sales por una crisis, por un aspecto negativo.

El periodista latinoamericano es muy profesional, y sobre todo en cuestión de estilo, cuida más el lenguaje que aquí.

Como punto en común, destaco la necesidad de comunicar a la sociedad que es muy importante lo que comemos y quien lo hace, quien lo produce.

Salvando las distancias, otro punto en común, es la necesidad de adaptarse a los cambios climáticos y de producir de formas diferentes según los mercados, cada uno según su escala y situación.

 

¿Cómo navegan los medios tradicionales de comunicación del agro en el mundo online?

Los medios tradicionales, se han visto obligados a navegar online y de manera muy acelerada, por su propia supervivencia.

Los medios especializados en España, básicamente es papel, en radio hay alrededor de 3 o 4 espacios consolidados a nivel nacional y si hablamos de televisión nacional, por destacar, esta Agrosfera y a nivel territorial hay programas muy fuerte en Castilla La Mancha y Andalucía.

Ante la irrupcción de internet y que las empresas cambiaran los focos de inversión publicitaria, los medios tradicionales han visto reducidos sus ingresos por medio del papel. Con el papel no llegan a sobrevivir.

 

¿Crees que las empresas agroalimentarias españolas están adaptándose a la era digital? ¿Qué deberían hacer?

Hay un cambio, pero a diferentes velocidades. Hay empresas agroalimentarias que han invertido en la generación de un departamento de marketing y comunicación para acciones concretas, pero con la llegada de la crisis, años atrás, han ido desapareciendo.

En la actualidad, noto una sed en las empresas del agro para adentrarse en la era digital del marketing y comunicación.

Las empresas agroalimentarias tienen que definir sus objetivos y estrategias, a donde quieren llegar. No basta con tener redes sociales, sino hay que alimentarlas, tener continuidad, buen contenido y una estrategia social media.

 

¿Cómo describes el comportamiento online del agricultor español?

¿Qué valor tiene el marketing de contenido en las estrategias de agromarketing que aplican las empresas agroalimentarias españolas?

Muy incipiente. Observador y poco participativo. Lee o trastea pero no intercambia.

El agricultor español medio utiliza como red social los grupos de whatsApp. Twitter lo utiliza más bien, como imagen, pero no la alimenta.

El usuario del agro medio de cierta edad teme incursionar en el mundo digital.

El relevo generacional de los jóvenes agricultores, se queda corto, todavía no están formados y con baja decisión empresarial.

Existe una gran transformación digital de las propias actividades del campo, estamos viviendo esa etapa de alto interés por digitalizar las labores y analizar la información (Big Data).

Si de marketing de contenido hablamos, es una asignatura pendiente por parte el sector. Falta formación, profesionalizar las áreas de marketing y comunicación.

El contenido es una estrategia de marketing. Las agencias de comunicación especializadas van despertando, pero no de cara a una empresa media en el mundo agroalimentario, sino en las grandes asociaciones, en otro escala. Las filiales de las empresas internacionales algo están haciendo, pero todo viene de la casa madre, no empático y adaptado a lo local.

 

periodista-agroalimentario-cesar-cabañas

Cesar Cabañas nos ha dejado un análisis y radiografía clara y precisa de la realidad en la comunicación agroalimentaria. Un periodista agroalimentario con proyección internacional. Colaborador en @radio5_ @ondaagraria  @elEconomistaes @edit_agricola @Agricola_Cafe #ElEconomistaAgro @ondacero RNE Campo y mecánica, colaborador en El Mundo Innovadores y otros portales y medios importantes parta la sociedad del agro.

Gracias César Cabañas por sumar valor a la red, por tu siempre positiva apertura a comunicar, a abrir puertas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *