Comparto contigo el artículo que he realizado para la revista Grandes Cultivo del Grupo Interempresas con el título «Ecosistema Agtech. Componentes de crecimiento». 

Seguro que también lo ha notado. Cada día tenemos más acceso a información y datos de las nuevas tecnologías aplicadas al agro. Podría decir que, uno de los temas recurrentes en estos años, es la promoción de ecosistemas de innovación agtech, de emprendimientos agtech. Los focos apuntan a profundizar la capacidad de innovación de un territorio y su fuerza de competitividad, en el cual todos debemos convivir y aportar valor. Ahora bien, estructurar un ecosistema agtech, es mucho más que crear y poner en el mercado nuevas tecnologías agrícolas. Ten en cuenta, que también es un proceso social.

Es posible que se pregunte ¿A qué nos referimos cuando hablamos de un ecosistema Agtech? Pues bien, en el artículo de hoy quiero saldar sus dudas respecto a esto. Un ecosistema de innovación agtech, se puede definir como aquel ecosistema integrado por personas y organizaciones (públicas, privadas, y de otra naturaleza) donde emerge la innovación de una manera inmanente y se generan desde instrumentos hasta dinámicas estratégicas para propiciarla.

La importancia de los ecosistemas parte de diversas ideas, basadas en diferentes teorías de la innovación. La idea más simple nace desde el principio del conocimiento. Nuestro conocimiento actual de la ciencia, tecnología, etcétera, se construye basándose en milenios de conocimientos, que no sólo han sufrido un proceso de acumulación, sino que se recombinan y construyen. Por ejemplo, la tecnología digital no hubiese sido factible sin la aplicación de las matemáticas y la tecnología eléctrica. Es decir, cada nuevo movimiento, que nos lleva un paso hacia adelante, es influenciado por los anteriores movimientos y factores sociales. Necesitas de un bagaje previo, así como de otros conocimientos técnicos, para crear tú proyecto ecosistema agtech.

Y esto no queda aquí. Es esencial identificar a las personas que podrían tener un interés en tu producto, servicio, proceso o en tú nueva forma de pensar. Entre ellos, encontrarás a aquellos que sí estarán dispuestos a dar un paso más allá, a ser los primeros en adoptar o aplicar la innovación en su campo, industria o comunidades y comenzar a difundir la innovación. Me refiero a que, necesitas de una red de personas que van más allá de ser clientes, público objetivo y/o proveedores.

Es estratégico que dispongas de una red donde intercambiar impresiones, poder debatir, aprender cosas nuevas o colaborar para crear algo mejor. La razón es simple, los procesos de innovación están sujetos a la invención y, para que ella tenga protagonismo es preciso de un ecosistema que produzca el fertilizante adecuado para que emerja. Aunque envíes a un ingeniero agrónomo a un desierto con un sobre de semillas, no será suficiente para que una planta nazca y produzca.

Si hay una característica en común entre los ecosistemas de innovación, es la diversidad de actores y agentes que participan en generar recursos complementarios entre sí. Desde los materiales más simples, pasando por el conocimiento más abstracto, hasta ingeniería y procesos tecnológicos, centros académicos, hasta agentes creativos que aportan nuevas ideas y metodologías. Vamos a empezar.

Ecosistema de Innovación Agtech

Ecosistema #Agtech. Innovar y Emprender en el Agro Haga clic para Tweet

Podríamos inferir que, en cierta manera, la economía de una ciudad está integrada por varios tipos de ecosistemas, pero no todo vale para que la innovación agtech tenga lugar en ella y de una manera reiterada, sin tener en cuenta aquellos casos aislados, anecdóticos y fuera de serie.

Un ecosistema agtech no es cualquier cosa, ni uno más. Su ecosistema está definido especialmente cuando sus actores y agentes mantienen lazos de relaciones tangibles y reales, ya sea de proveedor-cliente, o de colaboraciones horizontales o verticales e interdependientes. Además, es importante tener presente ciertas particularidades locales como la historia y rasgos culturales, que determinan el carácter de cada región o país. Estarás de acuerdo conmigo que no es lo mismo Silicon Valley que los ecosistemas en Tokyo. 

Y como factor esencial, el clima imperante. Un clima cultural abierto a la creatividad, a nuevas formas de hacer en el campo y pensar el agro. Es sabido por todos los que integramos el ecosistema agtech, que Silicon Valley es la meca del emprendimiento y un modelo que la gran mayoría quiere seguir o tomar como ejemplo.

Pero, cuando uno profundiza en él, resulta difícil replicarlo en su totalidad. Para esto, es necesario comprender los factores que se produjeron para su creación. No hacerlo, sería un error. Cuando realizo giras por Latinoamérica y por las diferentes comunidades en España, identifico acciones que tratan de emular a Silicon Valley, ya sea originando una copia más pequeña, mucho más especializada o más abierta e inclusiva.

La verdad del tema es que no se ha podido copiar, y difícilmente se hará. ¿Por qué? Porque esto sucedió en determinadas circunstancias, por diversos factores y oportunidades momentáneas que se presentaron, y que, no se van a volver a dar de la misma manera.

Agtech. Componentes de crecimiento

Si aspiras a que tu ciudad evolucione para que el emprendimiento agtech sea un motor de crecimiento importante, tendrás que dividir el ‘todo’ en una serie de pilares que lo constituyen. Comprenderlas, te va a dar pistas sobre los pasos que puedes seguir.
 
Trataré de explicar brevemente, el conjunto de elementos de un ecosistema agtech para que puedas visualizar el entorno.  Un ecosistema agtech tiene 3 componentes principales y son los que quiero compartir contigo.  

  • Capital:todo negocio o emprendimiento requiere una inversión para ser empujado hacia delante. Tu tiempo tiene un precio, lleva implícito que estás invirtiendo de alguna manera en un proyecto.
  • Conocimiento: se necesita de profesionales altamente capacitados para lanzar tú negocio innovador, tales como, desarrolladores, diseñadores, matemáticos, ingenieros agrónomos, comerciales, marketing, mercadólogos, etc.
  • Rebeldía:Ten bien claro, que un emprendedor siempre va a desafiar el statu quo.

Estos 3 componentes están presentes en mayor o menor medida en tu ciudad o país. Pero, lo más relevante, no es la cantidad de ellos, sino la interacción que se produce entre ellos. Es decir, existe un espacio donde las personas con dinero, conocimiento, con rebeldía se pueden conocer, combinar e interactuar entre sí. A partir de la forma en que se mezclan estos componentes, podemos saber algo más de la manera en que opera una economía.

Según varios expertos, existen 7 combinaciones posibles:

  1. Solo Capital:Búsqueda de rentas. 
  2. Capital + Conocimiento:economías de eficiencia. 
  3. Solo Conocimiento:economía de contratistas. 
  4. Conocimiento + Rebeldía:economías de kinders. 
  5. Solo Rebeldía:economías de subsistencia. 
  6. Rebeldía + Capital:economías financieras. 
  7. Capital + Conocimiento + Rebeldía:economías de emprendimiento. 

Seguro viene a tu mente “Ya, Mariano, pero ¿merece la pena profundizar o saber sobre esos componentes del ecosistema o los posibles tipos de economías” Claro que sí. Y mucho. Si somos capaces de interpretar e identificar cual es la situación actual en la que vivimos, podremos conocer cuáles son las carencias reales que nos afectan y como otras regiones o países han evolucionado de un modelo hacia otro. Y lo más importante, podremos dar respuesta si realmente es factible o necesario cambiar nuestro modelo, nuestra forma de hacer las cosas.

Antes de detallar cada atributo, es necesario dejar establecido que, la clave para un ecosistema agtech son los emprendimientos mismos. Ahora sí, veamos los atributos básicos que deberían existir en cada ecosistema.

9 Atributos Básicos de un Ecosistema Agtech

9 Atributos Básicos de un Ecosistema #Agtech Haga clic para Tweet
  1. Liderazgo: Es necesario un grupo de emprendedores visibles, accesibles y con un compromiso y convencimiento de que su región es el lugar adecuado para iniciar y hacer crecer su empresa.
  2. Intermediarios:Bienvenidos mentores y asesores dispuestos a retribuir al ecosistema. Bienvenidas incubadoras y aceleradoras.
  3. Densidad de Red:Una gran comunidad de startups, pymes y emprendedores, inversionistas, mentores y asesores conectados y dispuestos.
  4. Políticas y Gobierno:entendimiento y políticas de apoyo del emprendimiento, que genere un crecimiento económico y que incentiven la innovación.
  5. Talento: Dotarse de un buen semillero de talento, de todas las áreas y sectores.
  6. Servicios de Apoyo y Acompañamiento:Integración de todos los servicios profesionales, accesibles.
  7. Empresas de referencia: creación de departamentos y programas para promover los vínculos con emprendimientos y startups, dentro de las empresas referentes en el sector.
  8. Capital: Una comunidad de inversionistas, ángeles y demás maneras de financiamiento, visibles y transparentes.
  9. Participación:Eventos para emprendedores, para conectar (meetups, conferencias, happy hours, startup weekends, hackathones, competencias).

3 Mitos que Hay Que Desterrar del Mundo Agtech

Y sí, aquí también están. En el mundo agtech existen demasiados mitos que suelo escuchar cuando participo en reuniones con startup. Por eso, me he propuesto desterrar algunos de ellos, aunque sea 3 de los más cotidianos, para dar claridad y desatar algunos nudos. 

1- Es necesario inversión local

En muchos entornos emergentes, existe un pensamiento recurrente y es el siguiente:  una comunidad de emprendimiento y la existencia de fondos de inversión son equivalentes. Este concepto es incorrecto. Pensarlo de esta manera, se interpreta que, para crear una comunidad es necesaria la existencia de fondo. Comprendo que es un mito muy fácil y conveniente de creer, pero el mismo ayuda a perpetuar el statu quo.

Con esto no quiero decir que un negocio no necesite capital. Sino que, tener capital no crea un negocio agtech, así como la falta de él, no impide que se produzca. No es tan significativo que la inversión sea local. Hoy en día es más ágil por los servicios como Angelist y Kickstarter.

La inversión privada colabora mucho, a pesar de ello, no es necesaria ni suficiente para crear un ecosistema de emprendimiento agtech. Los emprendedores necesitan capital en determinadas ocasiones, pero compartirás conmigo, que esto ocurre en función de las oportunidades que ellos crean, y no antes.

2- Tenemos que ser otro Silicon Valley

Si nos ponemos a analizar, los políticos quieren que su ciudad sea Silicon Valley, los inversionistas buscan de alguna forma lo mismo, y los emprendedores exigen que sea así. Olvidémonos de copiar y pegar, crear un ecosistema agtech no es trabajar una hoja de Word. Estoy de acuerdo que siempre hay que buscar lo mejor, pero, imitar algo que ha ocurrido por una combinación de múltiples factores, no sería correcto.

El concepto no es que hay que bajar la cabeza y decir no puedo ser Silicon Valley. El concepto a rumear es que, tal ecosistema no se puede originar a partir de políticas que solo intenten hacer una versión local de lo que ha funcionado en otra ciudad del mundo. Personalmente considero que muchos de los proyectos que están en marcha actualmente, están condenados al fracaso, justamente por la insistencia de enfocar todo su potencial en copiar y no en crear.

3- Ángeles organizados

Exento de debate está la importancia de un individuo con conocimiento y/o dinero que invierte en empresas, mejor dicho, un ángel en un ecosistema agtech. Es decir, no estoy discutiendo o cuestionando la figura del ángel. El mito en cuestión hace referencia al nivel de organización que poseen los grupos de ángeles. Son muy lentos. Tienen muchos procesos. Es la queja principal que surge de aquellos que intentan participar.

Lo que hay que comprender es que, aunque no exista aún la organización de ellos, de igual manera, es factible que exista un ecosistema de emprendimiento agtech. Es momento de poner en valor los potenciales que los ángeles pueden brindar y no cuestionar su estructura actual. Es evidente que la inversión va a colaborar y ayudar al entorno de tu comunidad y a los proyectos en sí, pero, si no nos esforzamos en crear un ecosistema, es probable que el flujo de capital no marque una diferencia por sí mismo. 

No Hace Falta Pedir Permiso

Es momento de hacer y no quedarse en solo tratar de hacer. Para emprender, no es necesario pedir permiso a nadie para realizarlo. Un emprendedor, simplemente hace las cosas.  Es decir, tiene iniciativa. Realmente, hay que admitir que no es fácil crear y mantener un ecosistema de emprendimiento agtech, pero no queda ninguna duda que hay una necesidad vigente de unirnos para crearlo.

El vínculo entre emprendedores existe y es imprescindible dar visibilidad a casos de éxito, facilitar el camino hacia los inversionistas y mentores, y generar más eventos donde los intervinientes puedan conversar y participar de una manera útil. A veces, lo que se necesita como ecosistema no es solo talento o actitud, es simplemente, sentirnos un poco inquietos y empezar a participar.

La innovación tecnológica y la revolución digital seguirán escalando y el sector agtech no está exento de esta nueva realidad. Ante este contexto, no podemos cruzarnos de brazos y tener como solución, la espera. Debemos ser partícipes activos de la innovación, acompañarla, construyéndola entre todos.

Para lograrlo es necesario inteligencia colaborativa, sumar voluntades, dar lugar a la experiencia de los productores agropecuarios, llevar su cultura de trabajo a la mesa, el aporte de la capacidad de empresarios, inversores con visión de futuro, y una gran comunidad de emprendedores inquietos, resilientes y flexibles, sin olvidar que se necesitan políticas públicas que acompañen.

Ahora que ya conoces el ecosistema agtech, has dado un paso importante. Te propongo que analices tu emprendimiento. No hay una receta magistral, tampoco es necesario que reproduzcas lo que ha funcionado a otros. Investiga y aplica lo que más beneficie a tus startups. ¿Tienes ganas de más? Continuamos pronto.